Hijo mayor de edad que ni estudia ni trabaja (generación ni-ni)


Hijo mayor de edad que ni estudia ni trabaja (generación ni-ni):

Cuando el hijo de padres separados cumple la mayoría de edad, para seguir teniendo derecho a cobrar una pensión de alimentos a cargo del padre con el que no convive habitualmente, debe demostrar: si estudia, que lo hace con aprovechamiento y, si no estudia, que está buscando empleo de forma activa.

De lo contrario, puede perder la pensión de alimentos que le paga su padre o madre.

A fin de eliminar o no la pensión de alimentos del hijo mayor de edad, los jueces valorarán, por ejemplo:

– si el hijo tiene una trayectoria como estudiante de muy bajo rendimiento escolar

– si la edad que tiene no corresponde al nivel de estudios que curse en la actualidad, estancándose en niveles académicos correspondientes a edades muy inferiores a la suya

– no demuestra ningún esfuerzo de búsqueda de empleo

El Tribunal Supremo dice que no se puede favorecer una situación pasiva del hijo de lucha por la vida, que podría suponer un «parasitismo social». De forma que, la falta de esfuerzo de un hijo mayor de edad en estudiar con aprovechamiento o en buscar trabajo, podrá tener como consecuencia la extinción de la pensión de alimentos.

No obstante, en ocasiones, el padre que tiene obligación de pagar la pensión de alimentos no conoce realmente en qué situación se encuentra su hijo porque no recibe ninguna información por parte del mismo o del otro padre con el que vive habitualmente. En estos casos, se puede acudir al Juzgado a fin de obtener a través del mismo las pruebas que demuestren la inactividad del hijo, posibilitando así el cambio en su pensión de alimentos, bien sea extinguiéndola, bien sea limitando temporalmente el derecho a recibirla. De esta forma, se incentiva el que el hijo se aplique y busque su sustento por sí mismo, evitando así situaciones cómodas que repercuten en el padre que con su esfuerzo sigue manteniendo a un hijo que necesita su ayuda, únicamente por causas a él imputables.

Comentarios & respuestas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Complete con el número que falta para que la igualdad sea cierta *